lunes, 18 de agosto de 2008

HISTORIA BASADA EN ALGUNAS REALIDADES III

Capítulo III.

Algo en su interior le decía que no tenía nada temer. Se detuvo ante la puerta de la casa de la Bruja y pegó la oreja. Al otro lado, decenas de perros gimoteaban pidiendo piedad. La Choni iba a comérselos. Pacopepe no podía creer lo que escuchaban sus aparatos auditivos. Yunque, martillo y estribo chirriaban al oponerse a transmitir esa información que inevitablemente tenía que pasar por ellos para llegar a un nivel superior... poco a poco, Pacopepe fue sintiendo una punzada en las sienes que se iba haciendo más y más intensa; apretó los ojos, se llevó a las manos a la cabeza y cayó finalmente de rodillas vencido por el dolor.

"Al fin os tengo a todos,
perritos regorditos,
os he ido alimentando
para hacer con vosotros
un banquete exquisito.
El rabo de una rata,
la oreja de un conejo,
un diente de león
y el pico de un vencejo...
la lara la la lalaaa,
un banquete exquisito
aquí tendrá lugarrr!!!"


Así cantaba la Bruja con voz aguardientosa mientras Pacopepe, semiinconsciente, iba despertando de un fuerte golpe. Todo estaba oscuro y olía mal. Cuando finalmente despertó no sabía dónde se encontraba, aunque sospechaba que era la sala de pócimas de la vieja Bruja Choni. Atado a una silla y rodeado de toda suerte de extraños botecitos burbujeantes y llenos de ojos, rabos y lo que parecía una vesícula biliar, en una cueva de mala muerte, fría y pestilente como sería el aliento de un cadáver si estos pudieran gozar del privilegio de tener aliento, Pacopepe exhaló un grito inhumano salido de lo más profundo de sus entrañas. Jamás se había escuchado sobre la Tierra un bramido similar. Su voz de pito (característica de todo niño que no llega ni a los 10), su furia contenida y su enorme deseo por recuperar a Pacoasecas, salieron a una por esa boca. La Tierra tembló. Los volcanes inactivos, se activaron y entraron en erupción; las aguas de los lagos y los ríos se volvieron turbias y agitadas; los pájaros, dondequiera que estuvieran, volaron a otra parte; todos los bebés lloraron al unísono y todas las parejas que estaban haciendo el amor tuvieron un orgasmo simultáneo arrastrados por aquel tremendo alarido, proyectando también sus voces excitadas al espacio y sumándose así al grito desgarrador. Aquella onda sonora supramegahérzica atravesó galaxias y auroras boreales, y los habitantes del planeta Qajdsfpoe-35 celebraron emocionados la existencia de vida más allá de sus dominios.
En unos parajes lejanos, tres amigas que un buen día salieron a caminar y cuya historia quedó pendiente de continuar, percibieron aquel sonido. El Grito de Munch se dibujó en el cielo y entonces supieron que tenían que hacer algo... se miraron y dijeron: "¡Con el poder de tres!".

...CONTINUARÁ...

4 que dejaron huella:

Clarividencias dijo...

jajajaja

"Celebraron emocionados la existencia de vida más allá de sus dominios" Muy bueno.

Quiero más!!

Charada dijo...

quiero escuchar la canción!!!!!!!!!!!!!!!!!es de lo mejor que he visto!!1jajajjajajajjajja

budadorado dijo...

brutal!!!
ya t imagino componiendo la terrorifica cancion d la bruja y los perritos cn la guitarra en tu salon
genial el super alarido

sara dijo...

sin duda me quedo con la frase que eligio clarividencias....esto se pone interesante

| Top ↑ |