miércoles, 25 de mayo de 2011

En realidad no tan feliz de la vida

Queridos amigos, lectores, seguidores (lo de seguidores me suena muy fuerte, pero bueno), y bloggeros todos:

He de reconocer que últimamente no tengo muchas ganas de escribir en esto del blog. Y no será porque no tenga cosas que contar, pero no sé... estoy un poco apática. He estado reflexionando sobre mi última entrada y he llegado a la conclusión de que definitivamente, me pasé con lo de "feliz de la vida", que os hizo creer que yo había vuelto a la ciudad tocando el bongo y las castañuelas. Lo cierto es que, aunque me reafirmo plenamente en lo de lo acertado de mi elección y todo lo que ha venido detrás, estoy pasando unos días difíciles. Demasiadas cosas nuevas. Demasiado cambio para digerir sin que me produzca una diarrea intestinal y mental. Y a veces se me cruzan los cables y sólo pienso en volver con mi mamaíta que me hace comidas ricas y me miente diciéndome que soy la más guapa del mundo mientras yo, feliz, me recreo en su mentira. Con la de veces que allí me quejo y me dan ganas de largarme... y ahora lo último que me apetece es esta soledad vacía y no poder llorarle a nadie (por teléfono no tiene el mismo efecto).


Lo extraño es que, a pesar de mis cero ganas de estar sola, no me apetece salir, ni ir recomponiendo los pedacitos de mi vida sevillana como se merece, agravándose esto con el horrible calor que hace en la calle. Total, que me encierro en casa, pongo mi aire y no llamo a naide y a la única que no doy un no por respuesta cuando me ofrece pasar un rato fuera de mi piso, es a la madre de Buda porque ya me he dado cuenta de que, como a la mía, no se le puede negar nada y en su gazpacho y su tortilla y en su zumo de naranja he encontrado consuelo y me he sentido contenta de que me acojan con tanto cariño en estos días rarunos y siempre, así que, como recompensa, la semana que viene pienso traerme mi guitarra y renovar el repertorio, que el próximo día que me inviten ya no puedo escaparme sin cantar algo. Ni que decir tiene que tampoco le diré que no a Buda cuando me invite a su piscina, que qué mejor terapia que ahogar en ella mis penas!
Joder, qué bien me ha venido desahogarme, se me olvidaba lo terapéutico del blog.

Un abrazo.

6 que dejaron huella:

J. dijo...

Vuelve! Vuelve al blog que te quedas mejor si compartes las penas...
Es simplemente la transición...
Hoy en casa, han venido mis tías, y les explicaba que es como si en vez del hospital yo estuviera en la mili:
Hay generales, coroneles, tenientes,capitanes, cabos primeros, segundos, terceros.... y yo: la pela papas!

Lo importante es que aprendamos a llevar el saco de papas al hombro y dentro de unos meses a pelar... ánimo, que todos los MIR de España estamos más o menos igual!
Un abrazo amiguita!
(Que rico que tocas la guitarra...ya me gustaría a mí!)
Vente a Tenerife en tus vacaciones!!!!

mariajesusparadela dijo...

Eso, eso, lo terapéutico del blog.
Yo, tu seguidora (entre otros muchos) y casi amiga, aun en la distancia de kilómetros, años y profesiones, te escucho con placer.
Estás adptándote. Y todo cambio requiere tiempo.

BudaDorado dijo...

si, me encanta tu entrada, tu blog, tus confesiones, tus historias, y sobre todo que me prometas tardes para cantar!!!!! (ya tengo pillada la hora, despues de comer, pero antes de la piscina, perfecto para que hagamos la digestion mientras le jodemos la siesta a los vecinos!muajajajaja)

METAMORFOSIS dijo...

a ver....todos los cambión son dificiles!!!! quien te dijo que no lo fueran a ser???? la vida es eso...UNA PUTADA!! pero chica, hay que saberla llevar lo mejor que se pueda...y nada de salir huyendo eh??? no,no,no!!!! y nad de sentirte sóla!!!! nosotros estamos aqui....para lo que necesites...además...cuando aprendas a disfrutar de tu independencia, lo vas a flipar!!! volverás a casa de tu madre, de visita, si, con muchas ganas, sí, pero ya no querrás vivir allí...ya lo verás....ya nos lo contarás...pero dale tiempo al tiempo, pacieeeeeeeeeeeeeeeeencia!!!!
Y como que tu madre te miente diciendo que eres la mas guapa??? pero si es verdad mujer!!!!
Vamos!! saca la guitarra ahora mismo, el bongo ese y las castañuelas, y vamos a montarla.
Besos 1000

Asclepium dijo...

Hola!
Como ya sabes yo soy r1 de familia, actualmente rotando por 6 meses en medicina interna, aunque andamos adaptándonos te diré que opino que debes vivir de manera intensa tu residencia... Sólo vivirás esto una vez... conoce a toda la gente que puedas, aprende, sacrifica horas, saca lo mejor de ti y mejora lo peor, y no pares de vivir... sal con gente casi desconocida y no te encierres por el cansancio y el cambio traumático de salir de tu ambiente... Por ejemplo, todos los r1 de mi hospital este viernes saldremos a tomar algo por madrid... Un abrazo!!!!

Anna dijo...

No puedo añadir mucho más a lo que ya te han dicho, pero sí mandarte todo mi ánimo ;)

besotes!!

| Top ↑ |