sábado, 9 de mayo de 2009

Las aventuras del ladrón de bragas. Cuentos de amor y desesperación.

I

Cuando Clara se dispuso a coger del tendedero su última adquisición en lencería fina, unas braguitas negras suaves como la seda que sólo había llevado puestas una vez y que este sábado noche quería repetir porque al parecer le dieron suerte... cual fue su sorpresa al descubrir que no estaban. Las buscó por toda la casa, por los cajones, en el cesto de la ropa sucia, debajo de la cama, detrás del bidé, en el fondo de la lavadora, incluso en el sofá y hasta hizo un escrutinio en profundidad del árbol situado enfrente de su balcón. Ni rastro. Las bragas negras de la suerte habían desaparecido.

CONTINUARÁ...

10 que dejaron huella:

budadorado dijo...

clara?JAJAJAJA

Isabella Gispert dijo...

Dios mioooo!!! Un ladrón de bragas suelto por ahi!!!!! Voy ahora mismo a recoger la ropa del tendedero... que tengo tendidas mi bragas de lunares de la suerte...

Charada dijo...

jajajjajjajja, historias cortas pero intrigantes sin olvidar la trama sexy que engancha!!me encanta!!

Almendra Puck dijo...

Buda, veo que recibiste mi guiño ;P jajajaja

Isabella, apresúrateee!! xD

Charada, esperemos que os guste que, como sabes, ni siquira yo sé cómo acabará esto!

Anita dijo...

Upsss, me temo que si algo que da suerte desaparace, las cosas se tuercen.

Esperaremos...

Muakk

Drea dijo...

Esto promete!!

Nina dijo...

De cualquier cosa se puede sacar un cuento, pero de unas bragas....
Espero con impaciencia la continuación.

Almendra Puck dijo...

Anita, esperemos que no se tuerzan demasiado y la historia siga su cauce!

Drea, a ver qué sale...

Nina... no me subestimes, jajajaja!

Morgana dijo...

Nunca había pasado por aquí, y esta historia tiene muy buena pinta

Almendra Puck dijo...

Bienvenida, Morgana, me alegra que pases por aquí. Esperemos que esto siga interesane, no sabemos qué pasará! jejeje. Nos leemos :D

| Top ↑ |