martes, 13 de julio de 2010

Esencia pueblerina

Mucha gente cree que el koala es un cateto. Es posible. También yo soy cateta, cateta de pueblo, ¿dónde está el problema? No puedo dejar de serlo, vaya donde vaya, siempre llevaré esa esencia que algunos se creen que es algo malo. No señor.

Si ser cateto es amar el campo, querer la tierra, criar guarros, ordeñar vacas, ver el amanecer, bañarte en la alberca, sembrar hortaliza y ver cómo crece, regar mientras se pone el sol, soltar a los perros y dejarlos que correr libremente, llevar una cesta y llenarla de huevos, de albarillos, de brevas, saludar a un burro, reconocer a los pájaros por su canto... pues mira, con todo lo que he puesto, si eso es ser cateta, muy a mi pesar soy mucho menos de lo que pensaba y ya quisieran muchos saber lo que sabe uno de estos.

Lugareño, palurdo, dice de cateto la RAE. Luego de palurdo dice: dicho por lo común de la gente de campo y de las aldeas: tosca, grosera. En las ciudades es que no habrá gente grosera...

En fin, remataré con una canción del koala, que es el que me ha inspirado, se la dedico a los que nunca comprenderán estas letras porque se creen que el que las canta es el colmo de la vulgaridad. Tampoco los culpo, hay que haber vivido cercano a esto para comprender lo maravillosamente bien escritas que están sus canciones. Por eso, lo más triste no es el que vive en la ciudad y no se entera, sino el de pueblo que reniega de ello.


Dime tú a mí lo que tendrá de malo ser uno de los dos lados que forman el ángulo recto de un triángulo rectángulo...

13 que dejaron huella:

Drea dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo con respecto a todo esto. Sin embargo, como comprenderás, no es mi canción favorita, la mía es la del guarro...

Charada dijo...

jo, almendra,que a mi no me gusta pero porque su voz se me taladra en el tímpano pero de ahí a pensar que todos los que conocen el campo son unos catetos hay un trecho!!!que por no gustarte el koala no significa que se sea una snob!!

Almendra Puck dijo...

Jejeee, tengo un berraco! buenísima.

Charada, tampoco te tiene que gustar a la fuerza hija, si no te gusta, no te gusta. Lo que no puede ser es que haya quien se ría de él pensando que es un tonto de pueblo.

BudaDorado dijo...

cuando vi al koala versionando su cancion d opa a diferents estils (tipo jazz, etc) me sorprendio gratamente, aunq no me veo bailando un reggeaton del koala(en la disco apenas se escuchan casi las letras, lo siento).
muy bonita tu reivindicacion...como q me vas haciendo el cuerpo xa q no me asuste el finde q viene?

Almendra Puck dijo...

jajaja, más o menos buda :P
ponen sus canciones en reggeaton? pff, eso sabes que no lo defiendo!! jaja, yo hablo por el rock rústico de lomo ancho, de otras tonterías me dejas!!!!! xDD

Señorita Tulp dijo...

apoyo tus palabras

mariajesusparadela dijo...

Almendrita, querida ¿qué puedo decir yo?

Voleur D'Avant-Garde dijo...

Jo tía, yo me muero de asco si me sacas del mundo urbano con sus luces, sus ruidos, sus adolescentes guarrillas, su gente maleducada, su tráfico y sus locales rarunos :(

Ojos. dijo...

Pues si , todo lo que dices está muy bien y verdaderamente el que vive en el campo , algo de encanto puede encontrarle.
Yo vivo en él y ya sea por mi juventud o por lo aislado, no le encuentro la gracia a la tranquilidad , al silencio absoluto, a los gallos a las tres de la mañana, a los perros en celo de madrugada... un sinfin de historietas que hacen que cada día vivir en la ciudad me haga pensar que seré más feliz alli.
Eso si, las fiestas que te puedes pegar aquí son monumentales en comparación con las de la ciudad.

Almendra Puck dijo...

Lo entiendo, voleur, la ciudad es maravillosa, a mí también me encanta y cada cosa tiene sus ventajas, sus encantos... lo bueno de ser de pueblo es tener la oportunidad de vivir en los dos lados. Lo malo de ser de ciudad es que rara vez probará el pueblo.

Almendra Puck dijo...

Chica, ojos, ya lo digo, ventajas e inconvenientes los hay en todas partes. El campo es duro, quién lo niega? la ciudad también. Seguramente vas a ser muy feliz donde vayas, pero cuando pasen unos años te darás cuenta que aun así lo que vivirás allí no tiene naaaaada que ver con lo que esperabas. Y ya me dirás si cuando escuches allí esas canciones, no te hacen al menos sonreír.

Morgana dijo...

Almendra, yo también soy de pueblo, y el verano me lo paso aprendiendo de mi padre a distinguir las aves que pasan por allí, y a coger sandías, melones y todo lo que da el campo en la temporada. Sin siquiera agua corriente y luz (eso en el campo en la casa de madera, en la casa oficial sí tenemos de todo).^^

La canción no la puedo oír, de repente no puedo oír archivos de audio on line, pero el koala es un hombre que me gusta mucho.

Caruano dijo...

Yo soy catetillo, y ya me gustaría a mí saludar a los burros (pero donde vivo, ya no quedan. Me refiero a la subespecie llamada irracional)
Saludos

| Top ↑ |