viernes, 13 de junio de 2008

VERGÜENZA: DE LAS COSAS MALAS


No os ha pasado a veces que habéis sentido vergüenza por una tontería? Yo creo que hasta al más sinvergüenza le ha ocurrido alguna vez, no? El típico caso de cuando tu madre te manda a devolver algo que le has traído de la compra y no resulta ser lo que ella quería... Pero mamá, cómo voy a ir a devolverlo si lo acabo de comprar??..... Ahora???..... Luego!! (dices en un arrebato de intentar escaquearte) Y tu madre, que noooo, ahooora... Y con toda la vergüenza del mundo vas a la tienda y con la cabeza gacha le dices al tio/a... "Que mi madre dice..."

Bueno, pues ante esta situación, mi madre o, en su defecto, mi padre, siempre tenían una frase solucionadora: "vergüenza: de las cosas malas". Y la verdad, funcionaba. Algo en mi cabecita de niña me decía que aquello era lógica pura y desde entonces lo aplico (o intento aplicarlo) en todas esas situaciones semicomprometidas que me hacen sentir un poco ridícula.

Quería compartirlo, para que cuando os encontréis en circunstancias similares no dejéis de llevar a cabo la acción correspondiente, reducidos por el terrible sentimiento del bochorno.

Nota: aplicable a situaciones amorosas, de injusticia, deudas (x ejemplo, si te deben dinero), errores que no son culpa tuya, necesidades (x ejemplo, pedirle el martillo al vecino)... y además sirve para que los niños aprendan; en estos casos suele seguirse de una somera explicación: "VERGÜENZA, DE LAS COSAS MALAS: DE ROBAR, DE MENTIR, DE HERIR, DE MATAR, DE ENGAÑAR, DE OFENDER..." y un sinfín de cosas malas por las que verdaderamente, sí habría que sentir vergüenza.

Nota2: no aplicable a los casos de vergüenza ajena, especie de empatía que sentimos por el que está haciendo el ridículo a nuestro lado y que, según he leído por ahí, parece que sólo sufrimos los hispanos, llegando a ser conocido como "spanish shame". En estos casos, y si eres español, sólo hay una solución: aléjate del ajeno :D

5 que dejaron huella:

Clarividencias dijo...

Qué razón tienes almendrita. Aunque lo de "malo" puede relativizarse en muchas ocasiones. Lo que está claro es que preocupanos continuamente por lo que pensarán los demás es un agobio. Yo tengo otra frase: a mi plin, yo duermo en picolín :P

Clarividencias dijo...

Por cierto, tengo dos libros de Bookcrossing reservados para ti, aunque me temo que uno te lo has leído ya (creo). Yo también tengo ganas de verte dulce florecilla del campo :P

Clarividencias dijo...

Mira: http://observandoloinvisible.blogspot.com/2008/06/el-cuarto-solitario.html

ya tienes una entrada dedicada a tu blog , ¡tendremos que publicitarlo si quieres que la gente se pase por aquí!

Te pondré pronto un enlace en mi blog, para que la gente lo conozca.
Besos!

Clarividencias dijo...

Claro que no nos vas a defraudar, siendo tú una almendra rica en calcio! :P

Srta. Abengozar dijo...

JAJAJA
Cuando yo era chica (mas aun) y me daba vergüenza de algo, mi abuela siempre em decia "vergüenza de robar o de matar, te va a dar vergüenza esto"
y al ver tu entrada me ha hecho sonreir porque se ve que mi abuela y tu padre son de la misma pasta jajajaj
he llegado aqui de casualidad y espero pasarme mas a menudo. mientras seguire sumergiendome en lo mas profundo de tu cuarto, cada vez menos solitario, y dejando mi huella en tu pared :P

| Top ↑ |