sábado, 6 de septiembre de 2008

HISTORIA BASADA EN ALGUNAS REALIDADES X

Capítulo X.

Todos los momentos de su vida desfilaron por su mente como un relampagazo, incluso lo de aquella vez en que quiso ser chica folk. Charada creyó que aquella cara repugnante sería lo último que vería. Sin embargo, lo que pasó a continuación fue tan extraño que la dejó totalmente fuera de lugar... hasta la Bestia Bestial puso cara de "¿Se puede saber qué ha pasado?".
Situémonos de nuevo segundos antes del momento en cuestión: Charada tirada sobre la maleza salvaje del corral de la Choni, quien la aplastaba con todo el peso de su cuerpo de Bestia y rodeaba con sus garras el cuello de cisne de la joven a punto de estrangularla. Entonces, justo cuando la cianosis en la cara de Charada empezaba a hacerle juego con la capa, un apuesto caballero en plena edad reproductiva se interpuso entre las dos. Apareció de pronto, así, sin más, como un enviado celestial instantáneo, como un ángel de la guarda. Su cuerpo, entre Charada y la Choni. La Bruja soltó a la joven, sorprendida por el intruso, y éste aprovechó para derribarla de una patada en el pecho. El chico se dio la vuelta y sintió cómo el corazón de Charada latía hasta la fibrilación bajo el suyo. Sus ojos se fueron a encontrar con la dulce mirada aún con miedo de una joven que llevaba toda su vida soñando con ese momento. "Soy Pierre... ". No le dio tiempo de terminar la frase; de pronto, la Bruja se lanzó a aplastarlos como si se estuviera tirando en plancha a la piscina en una tarde cualquiera. Pierre agarró a Charada con fuerza y de un revolcón llegaron a la otra punta del corral, cayendo la Choni de bruces contra el suelo.

Mientras tanto, viendo que Charada estaba en buenas manos, Almendra y el Buda Dorado fueron a liberar a Pacopepe y a los perros. El niño estaba medio inconsciente, pero se recuperó tras beber un poco de agua. Al instante, todos estaban en el corral, hasta el fantasma de Manuela merodeaba por allí. Pacopepe, que había recuperado su energía y sus armas de guerra, lanzaba ventosas, balitas perforantes y chorros de agua a diestro y siniestro. Los perros ladrando a pleno pulmón, algunos más valientes, incluso enfrentándose a la Bruja. Y en el medio de todos ellos, Pacoasecas, con un brillo en la mirada que aseguraba que estaba vivo, más vivo que nunca, inmortal.
La batalla que se libró aquella noche en el corral de la Choni era digna de mención en los libros de Historia y de Ciencias Sociales... no obstante, tendrá que conformarse con la dedicación de unas letras en éste mi humilde blog. Sin embargo, no todo fueron patadas, puños, hechizos y conjuros; entre tanto alboroto, una historia de amor había empezado a aflorar. Charada no podía creer que aquél joven gentil (e, insisto, fértil) con fachada de príncipe encantado, fuera el gusano galante que la llevó a lomos hasta la Torre de Cristal. Pero ¿cómo? ¿por qué?.

Lo cierto es que Pierre era algo parecido a un príncipe. Era el hijo de unos franceses con no sé qué título nobiliario, dueños de vastas tierras a las afueras de París. Cuando la Choni se tiró al pozo, el pequeño Pierre (digo pequeño porque era prácticamente un bebé, igual que Clarividencias, Charada y Almendra por aquellos días) se encontraba cerca del pueblo de la Bruja, en un viaje de negocios que habían emprendido sus padres. Por suerte o por desgracia, el Poder de la Metamorfosis vertió directamente sobre su alma.
Siendo tan sólo un niño, el pobre Pierre no controlaba el Poder que le había llegado por casualidad y, constantemente, se metamorfoseaba en todo tipo de ser viviente. Fue por esto por lo que la Choni lo detectó a él antes que a ninguno y quiso hacerse de su Poder lo antes posible. Cuando la familia de Pierre supo a qué estaban expuestos, éste tuvo que ocultarse para siempre bajo la forma de otros seres para evitar ser capturado por la Bruja. Cuando cumplió la mayoría de edad, se transformó en un pájaro y voló hasta un lugar cercano al pueblo donde empezó aquella trágica historia. Allí, junto a la Torre de Cristal, esperó el momento de la venganza bajo la forma de un simpático gusano.

Pero sigamos con la batalla. Justo cuando todo parecía estar perdido y la Choni casi había acabado con las fuerzas de todos nuestros amigos, El Gran Buda Dorado le asestó un golpe certero en la cabeza que la dejó KO. De pronto, el aspecto de Bestia Bestial desapareció y la Bruja volvió a la apariencia del engendro repugnante que había sido hasta un rato antes. Mientras la contemplaban tirada en el suelo, el viento les llevaba las notas de una música de tiempos inmemoriales.

...CONTINUARÁ...


5 que dejaron huella:

Charada dijo...

ohhhhhhhhhh!!!ya tengo príncipe!!!jajajjajajajjajajaj y encima es fértil!!!!jajajjajajajajjajajajajaj menos mal que ya respiro!

budadorado dijo...

jajajaja qiluuu!!!!! mi pierre convertido en el galan q tanto habia sospexado q era!!!!q way

Clarividencias dijo...

ste es el mejor capitulo de todos. perooo las demas tb queremos principe en el cuento ehhh

Clarividencias dijo...

pues mi post no habla de ninguna serie en concreto, es simplemente el argumento de una serie fictia que he escrito inspirándome en las que ahora están de moda y en general, en la vida misma.
Siguiente capítulo ya!!!

Clarividencias dijo...

No voy a escribir una historia sobre Carolina. Creo que es demasiado evidente que acabará en una cuneta, y luego comentarán: "qué juventud". Tus historias son mejores ;) Prefiero la magia a la áspera realidad.

| Top ↑ |