martes, 18 de noviembre de 2008

El roce hace el cariño y no me quiero separar de ti (dicho por un moco)

Os dejo aquí unas palabras que la Almendra de hace unos años publicó en la revista del instituto, causando un gran revuelo en la sala de profesores... xD

Era una tarde de frío, aunque el sol brillaba con toda su fuerza en el cielo azul. A Luis no le apetecía en absoluto hacer los ejercicios para el día siguiente, pero sabía que tenía que estar al menos unas dos horas dentro de aquel cuarto para que su madre pensara que estaba estudiando. Llevaba ya casi una allí metido, sentado en la incómoda silla junto a la mesa redonda de la esquina de la habitación. La falda de camilla le llegaba hasta el cuello y había puesto la papelera en el rincón para poner los pies encima y estar así más cómodo.
Tan grande era su aburrimiento que se sintió tremendamente feliz al encontrar la distracción de hurgarse en la nariz. Introdujo con cuidado el dedo índice y... voilà! he ahí un pequeño moco verde no muy duro, mejor dicho, demasiado blando. Era un moco difícil de manejar. Apenas lo hubo extraído de la oscura cueva en que éste llevaba a cabo su función protectora, cuando ya se le perdía entre los dedos índice y corazón.
Intentaba hacer con él, ayudándose del pulgar, un pequeño proyectil para lanzar después por la ventana, pero le era imposible. Podríamos decir incluso, que era un "moco rebelde, muy suyo". Luis paró de mover los dedos por un momento e intentó buscar otra solución. Estaba allí, sentado con los pies sobre la papelera de plástico, casi hundida ya por la fuerza que ejercían las piernas, mirando fijo el dichoso moco que, al parecer, no quería separarse de él. Desvió su mirada un momento y buscó por la mesa algún inservible papelucho donde poder envolver aquella sustancia verde, elástica y pegajosa (y repugnante, por cierto), pero lo único que había encima era el libro de biología, un estuche lleno de firmas de colegas y un flexo con una bombilla azul y tres o cuatro mosquitos volando alrededor.
Miró pensativo la forma en que estaba abierto el libro: el tema que estudiaba (la célula) pertenecía casi a la mitad del grueso tomo. Todo lo anterior ya estaba dado; era el bloque de geología. Luis odiaba la geología. Montañas, rocas, ríos y glaciares le habían hecho suspender la pasada evaluación. Con la mano izquierda (la mano libre, por decirlo de alguna manera), volvió páginas atrás. Páginas subrayadas que le daba un poco de pena destrozar pegando un horrible moco color polo de lima-limón. Pero ¿qué iba a hacer si no? Llevaba ya casi un cuarto de hora con el dedo tieso y se le estaba quedando petrificado en el aire! Pensó en el libro de lengua: la unidad de los sintagmas. Sí, esa sí que la odiaba tanto como para pegar en ella una docena de repugnantes mocos color polo de lima-limón. Pero tendría que levantarse si quería coger el libro de lengua. No, eso no estaba a su alcance, si se levantaba, al sentarse no recordaría la postura que tenía, no sabría qué pierna estaba sobre cual o dónde apoyaba el codo derecho... Le llevaría otro rato acomodarse y podría enfriarse la silla mientras tanto... ¡enfriarse la silla! No, eso sí que no.

[...]


Sí queréis saber cómo acaba la historia tendréis que esperar a la próxima entrada!

PD: no déis ideas, que le quitáis la emoción :PPP

6 que dejaron huella:

Ambar dijo...

Hola!!
Bueno es un poco asqueroso... pero la cosa esque me he quedado con la intriga sobre que hara este pobre desgraciado!!...
La verdad esque a unque no me gusta hacer comparaciones no la he podido evitar hacer, y no se parece en nada a mi, pero en nada!!! para empezar la geologia es mi futuro, espero! los libros son mi mayor afición... bueno ya ves que no... pero espero tu siguiente entrada... a ver que hace Luis...
Muchos Besos Wapa!!
Ámbar

Almendra Puck dijo...

Jajaja, Ámbar, me encanta tu sinceridad "es un poco asqueroso" xD
No creas, igual no tenéis tantas diferencias, el pobre Luis guardaba cierto rencor a la geología xq no logró aprobar el examen, sin embargo, no fue capaz de dejar en sus páginas el repugnante pastel (y eso q era su alternativa más fácil). Por otra parte, él tb es un gran aficionado a la lectura, libros de aventuras como las de los 5, de magia, como Harry potter o divertidos como los de Manolito Gafotas. Es sólo que la geología y los sintagmas no eran lo suyo!! :P
Un beso futura geóloga!

budadorado dijo...

JAJAJAAJAJAJAJ y lo leyeron tus profesores??'y sabian que lo escribiste tu???????jajajaaj

Almendra Puck dijo...

Ey Buda! Pues sí, xo lo curioso es q gustó! Te los veías a todos alegres y contentos pasándose la cutre revistita, jajajaja. Supongo q xq todos vieron en Luisito algo de sí mismos, jejeje, xq todos preguntaban "xo está basada en un hecho real??" aayyy, si lo sabrían ellos bien...

Loren dijo...

Hola, me he tropezado con tu blog en la red y he entrado a verlo.
Es magnifico, la tematica, la forma de escribir, la estetica... me ha gustado mucho.
Volvere,ok?

Una cosa, formo parte de un foro para gente que tenemos un blog, se llama Comunidad Bloggera y en el hablamos de blog y de todo un poco, pasate y echale un vistazo a ver si te gusta y podras dar a conocer tu blog a mucha mucha mas gente.
Espero verte por ahi y que invites a tus lectores a participar. Aqui te dejo la direccion.

http://comunidadbloggera.creacionforo.com

Almendra Puck dijo...

Bienvenido Loren!
Me alegro de que te guste mi blog, estás invitado a pasar cuando quieras :D
Pasaré por el blog de la comunidad bloggera y por el tuyo también, pero tendrá que ser mañana, que hoy ya he cumplido mi cupo de horas con los ojos abiertos! Impaciente estoy!

| Top ↑ |