martes, 5 de enero de 2010

Carta a SSMM

Queridos Reyes Magos, cuántas noches nos hemos ido a la cama dejándoos sobre la mesa de la salita tres vasos de leche y algo de agua para los camellos. Disculpadnos. Tenían que pasar unos años para que nos percatásemos de que después de un viaje tan largo y fatigado lo que de verdad debe apeteceros son tres buenos lingotazos qué menos que de anís del mono, para entrar en calor y avivar vuestras fuerzas para seguir repartiendo regalos.

También he de disculparme por poneros todos los años subiendo la empinada cuesta del Portal, donde los pobres camellos que os llevan apenas se sostienen en pie y hacen que os caigáis hacia atrás y hacia delante constantemente, arriesgando la solidez de vuestras cabezas y provocando estruendos en la noche que pueden hacer sospechar a los que duermen que alguien llegó con dos copas de más.

Queridos Reyes, y perdonadme por no acordarme de vosotros hasta justo el día antes... con todo lo que ello conlleva.

Gracias, Reyes Magos, sólo vosotros seguís ahí a pesar de la leche en lugar del anís, a pesar de la cuesta resbaladiza del Portal y a pesar de que yo me olvide hasta el último momento. ¡Qué nervios, qué ilusión! Por fin, pasada esta noche, volveremos a ser dueños de todo el tesoro...

Suerte :)

3 que dejaron huella:

Charada dijo...

qué gran verdad lo del anís...y lo de poner a los reyes en la cuesta creo que es imprescindible en cualquier portal...ahora solo queda esperar para ver si has sido buena, almendrita!

budadorado dijo...

esta era para mí la peor noche del año, sin duda, porque me ponia supernerviosa pensando en que no me dormiria, sabrian q estaba dspierta, y me quedaria sin regalos!!!!

Señorita Tulp dijo...

jejeje ayer fui a ver al rey oncólogo a la cabalgata y no conseguí verlo

| Top ↑ |