martes, 14 de julio de 2009

Aromas de libertad

Las aventuras del ladrón de bragas

XII

Ya. Sé que creéis que me he olvidado de que dejé al pobre Francisco, el ladrón de bragas de aquel barrio sin nombre, a punto de despeñarse desde una azotea mientras un grupo de mujeres borrachas reclamaba que desvelara su identidad oculta bajo unas bragas turquesa de la talla XS. Pues os equivocábais! No me he olvidado de él. Es más, recuerdo perfectamente cómo se quedó la cosa. Estaba el pobre miserable al borde del precipicio mientras la guarra de la Clara, haciendo honor a su nombre, le plantaba las cosas, valga la redundancia, claras. Angustiado por la encerrona de la que ya no tenía escapatoria, parece que un rayo de luz matinal vino a iluminar su suerte, por aquello de "y entonces apareció él". Pero perdón, ¿dije él? ¡Quise decir ella! Bueno, un lapsus lo tiene cualquiera...

Ajeno a esa Salvadora de cuya existencia nosotros ya somos conocedores, Francisco seguía embotado bajo el 100% algodón, viendo cómo todos los momentos de su vida desfilaban ante sus ojos. En cuestión de milisegundos recordó el chiste de aquel hombre que se subía a la torre del pueblo y, mientras todos sus vecinos le miraban asustados desde abajo, él amenazaba con tirarse... y gritaba ¡Qué me tiro, qué me tiro, qué me tiro un peooo! Y a la velocidad de la luz, su cerebro enlazaba esto mismo con aquella canción que un día le llevó el viento, La canción del pedo libre, cuya letra nunca jamás nadie podrá volver a escuchar por ser una coplilla totalmente improvisada en la que se hablaba de un pedo que al ser liberado viajaba a su albedrío por el mundo, desde las Españas hasta la Conchinchina, disfrutando de los rincones más hermosos de la Madre Naturaleza, lejos del mundo de los hombres con cuyos aires contaminados no se mezclaría jamás. Articulando lo uno con lo otro, se imaginaba sobre aquél poyete amenazando con tirarse, con tirarse un pedo, un pedo libertario que desearía salir de su prisión con tantas ganas, que al hacerlo lo propulsara hacia el infinito sacándolo del enredo con aquellas vecinas cabreadas y liberándolo así también a él para siempre, que ahora podría volar por el mundo a su antojo.

Llegados a este punto, con un poco de retraso respecto a sus espectadoras las vecinas y a todos vosotros, los lectores de esta historia interminable, al fin Francisco levantó la vista y pudo ver la figura despampanante de una rubia que se acercaba, para sorpresa de todos, volando y con una capa! De película...

CONTINUARÁ

MUAHAHAHAHAAAAA

12 que dejaron huella:

budadorado dijo...

que guayyyyyyyyyyyyyyyyyyy!!!!!el otro dia te iba a preguntar x el ladron d bragas!!!!!que emocionante!lamento haberme perdido la improvisacion delpedo con ansias d libertad, y gracias por introducir en mi chistepedia el del "q me tiroo...un peooo!"JAJAJAJA, fantastico, necesito ahora mas info de la rubia(TONTA?)

Isabella Gispert dijo...

jopetaaaaas!!!! cuando piensas terminar la historiaaa!!! que ya no me quedan uñaaaaaas!!!!!

Almendra Puck dijo...

Jajaja, Buda, he captado tu emoción. La canción sólo la disfrutamos en directo la gran Candy Candy yo y te aseguro que para estar improvisada fue genial.

Isabella, te juro que lo intento, pero es que me pongo, me pongo y al final tengo que decir BASTA! y dejar de escribir porque si no estaría yéndome por las ramas hasta el día del juicio final... así que no sé cuándo terminaré.

Drea dijo...

Flipo con lo de la rubia. Es lo último que me esperaba.

Almendra Puck dijo...

jejejeeee... me gusta cogeros desprevenidos

Charada dijo...

voto por hacer camisetas con el lema: viva el pedo libre...seguro que arrasa!!!

Señorita Tulp dijo...

la rubia es buda?

Almendra Puck dijo...

Charada, no te veo por la facultad con esa camiseta... y si te la haces te las tienes q poner!

Señorita Tulp, pues mira, conforme lo escribía lo pensé, pero en realidad la que tiene el don del aire eres tú, por tanto sólo tú podrías volar y flotar cual pajarillo...

Señorita Tulp dijo...

pues podría ser una fusión de buda y tulp, como goku y vegeta xDDD

budadorado dijo...

ostras me mola, y `su otro super poder(a part d volar)seria el d quitarle la inocencia a charada!

Anita dijo...

Saludos veraniegos. Tengo que ponerme al dia con vuestros blogs, pero sin saturación. Este ladrón de bragas lo perdí en los primeros capitulos...y ya van doce!!!

¿Tú sigues de vacaciones? Si es así disfruta.

Muakk de regreso

Almendra Puck dijo...

Hola Anita! Me alegro de tu vuelta. Yo sí sigo de vacaciones, aprovechando el minuto aunque sea para dormir! jeje. Y tú ya te irás poniendo al día!

Tulp y Buda, lo de la fusión no sé... ya se verá.

| Top ↑ |